Descubre un emplazamiento diferente a los habituales, rodeado de serenidad y de calma.
Un lugar lejos de interferencias, exclusivo, que dejará un recuerdo entrañable a los participantes.

Sa Tafona

Almazara que conserva la piedra de moler: el trull, rodeado de los graneros con vuelta de cañón, l’esportinador, dos prensas de barra, la piedra donde cargar els esportins, el bassí, la gran caldera, la fornal, los depósitos de aceite…
Parece como si la actividad hubiera parado solo por un instante y los hombres fueran a entrar para retomar otra vez su trabajo.
Podréis sorprender a los invitados con un aperitivo de bienvenida, en el momento de los postres, el café o una copa.

Sa Clastra

Como manda el canon arquitectónico de las posesiones mallorquinas, el espacio gira alrededor de un patio central (clastra), eje sobre el cual se disponen las diversas dependencias.
Espacio de unos 120 m², a cobijo del viento y del frío en invierno. Destaca la vista de la torre de defensa del siglo XVI con sus aspilleras y el antiguo pozo.
Permite tanto el montaje de mesas, la recepción de los invitados o zona de fiesta como el montaje de sillas para la celebración de la ceremonia.

Sa Capella

Es una de las estancias más interesantes de Son Vic Vell. De planta rectangular y decorada con frescos. Dedicada inicialmente a San Agustín y ahora a San Alfonso María de Ligorio, en 1754 sirvió de lugar de culto a los habitantes de La Vall Verd.
Actualmente se mantiene como espacio consagrado. Un lugar íntimo donde podréis celebrar vuestra ceremonia religiosa, hacer unas lecturas o disponer de un espacio en el que disfrutar de una audición musical.
Su capacidad es de cincuenta personas.

Ses Cases

Posesión mallorquina de rústica belleza.
Los siglos que impregnan su arquitectura lanzan
un hechizo sobre el visitante.
Los primeros espacios datan del siglo XIII y la torre de defensa del siglo XVI.
Espacios muy diferentes que permiten personalizar cada acontecimiento.
Espacios interiores y exteriores para poder cambiar de escenario y sorprender durante el evento, a la vez que contar con una alternativa
en caso de mal tiempo.

Nuestra finca, datada del siglo XIII, puede ser el lugar ideal para realizar todo tipo de acontecimientos,
una reunión de trabajo, un taller, una comida, celebrar una boda, un bautizo, una comunión o un cumpleaños,
así como otras actividades de ocio, en un entorno acogedor que podrás ambientar a tu gusto.

La llegada

A 20 minutos de Palma, un camino de fácil acceso nos conduce a una inmersión en la naturaleza y la tradición.
Al lado del portal foráneo, una estancia con vuelta de cruz, datada del siglo XIII, es el lugar más antiguo de Ses Cases. Esta estancia se ha habilitado como espacio de acogida y recepción.
Lugar muy idóneo para ubicar el libro de visitas.

Sa Carrera

A pie de Ses Cases, Sa Carrera, con vistas panorámicas a La Vall Verd, es el lugar ideal para contemplar la fachada y ver la impresionante torre de defensa datada del siglo XVI.
Espacio de 320 m² que permite el montaje de largas mesas para la comida, un apetivo en la recepción, hacer una ceremonia civil, zona de fiesta o zona infantil.

Establos

Establos rehabilitados respetando los detalles
del uso por el que fueron construidos,
y que les dan una especial idiosincrasia.
Espacios interiores de 75 m² muy versátiles que se convierten en una alternativa en caso de que hiciese mal tiempo.
Idóneos para montar una gran mesa, hacer el aperitivo o zona de bar y baile.

Sa Cuina dets Amos

La estancia nos lleva al recuerdo de la vida y el trabajo en el campo. Una gran chimenea con su tradicional campana de obra delimita un escalfapanxes y la puerta de un horno de leña de considerable tamaño.
Espacio multifuncional que conserva todos los detalles y en el que, a su vez, se han introducido elementos modernos necesarios para hacerlo operativo. Ideal para pequeños grupos en caso de mal tiempo o para instalar el bufet.

Los cuartos de los criados

El piso superior de Sa Cuina dets Amos estaba destinado a las habitaciones para los criados. Actualmente se han suprimido las finas paredes divisorias, dejando un espacio diáfano de 65 m².
La luz natural y las vistas a la clastra le dan un carácter muy peculiar.
Espacio idóneo para desarrollar reuniones, talleres y jornadas, y que también puede ser utilizado para grupos reducidos como alternativa en caso de mal tiempo.

Naturaleza

La posesión de Son Vic Vell está situada entre valles y montañas de altura media: La Vall Verd, s’Estret de Sa Cova, es Puig des Cero, es Puig des Revell… Un valle de almendros, algarrobos, pinares, cultivos… A 1 km del bello Es Capdellà y a pocos kilómetros del mar de Peguera.

Rutas

El amplio espacio natural con antiguos caminos permite alternativas de paseos contemplativos, de desinhibición o deportivos. Caminos de subida en algún monte o con desniveles más suaves para no forzar la condición física. Caminos de sombra o de sol, según sea invierno o verano.

Tradición rural

La finca tiene espacios que recogen elementos de labores tradicionales como l’estable vell, un espacio enigmático donde cada detalle te transportará siglos atrás. Otros elementos etnológicos como el horno de leña, l’era de batre, la casa del carbonero, el horno de cal, el aljibe…. todos ellos nos muestran cómo vivían y trabajaban antiguamente.